La muestra nos acerca al tema de la biodiversidad, la conservación y protección de la flora y fauna, así como los sentidos que cada elemento trasmite a través del arte.

Para Maurizio Milanese, los temas no están prefijados, existen en sus diferentes hábitats y cada cual, con sus particularidades, confluyendo en un sentido que ofrece a la serie expuesta misterios y belleza, ya sea por la exquisita técnica empleada, como por el contenido, un valor apreciable y reconocido. Las obras reflejan los sujetos y escenarios que lo rodean, sin alterar colores, formas o fondos para hacerlos más espectaculares. La naturaleza es bella así tal y como es; puesto que ilustrar las imágenes se convierte en una vía eficaz para trasmitir a las nuevas generaciones, el amor por las cosas maravillosas que ella nos regala.