Logo Sierra del Rosario

Zona histórico-cultural

Las actividades a desarrollar en ella serán la preservación, restauración e interpretación de valores histórico-culturales. Esta zona se superpone con la de uso público en los casos en que los valores histórico-culturales son, además de preservados, mostrados al público, otros valores históricos se encuentran superpuestos a la zona socioeconómica.

Objetivos

  1. Preservar los valores del patrimonio histórico cultural del área.
  2. Promover procesos de investigación y manejo que contribuyan al incremento del conocimiento de este patrimonio y su puesta en valor.

En general, se presentan valores histórico–culturales, vinculados estrechamente a la naturaleza, para su preservación, restauración e interpretación, en contacto directo con la naturaleza y bajo la dirección de personal especializado, planificándose recorridos integrales que muestren los valores del lugar y su actividad conservacionista. Algunos de ellos coinciden con zonas de uso público.

Cafetal Buenavista, Cafetal Santa Serafina, Cafetal San Pedro, Cafetal El Liberal, Cafetal El Contento, Cafetal Santa Catalina, Cafetal La Madama, Baños mineromedicinales de Charco Azul, Cueva La Solapa, Lomas: El Rubí, El Taburete, Las Peladas, Peña Blanca, El Mulo, Comunidad Las Terrazas, Soroa.

Regulaciones

  1. El acceso a los sitios de patrimonio histórico estará sujeto a las condiciones que la Dirección de Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura de Cuba considere necesarias para su conservación y estudio.
  2. No se permitirá la sustracción de ningún elemento cultural (piedra, ladrillo, restos de cerámica, etcétera.) dentro de estas áreas para mantener la integridad del sitio.
  3. La movilización de cualquier elemento, incluyendo los naturales (tierra, arrecifes, vegetación etcétera.) solo podrá realizarse con fines de conservación, estudio o interpretación, previa inspección y permiso de la Dirección de Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura.
  4. Solo se permitirán obras de reconstrucción y/o reparación directamente relacionadas con la conservación, interpretación y mantenimiento de los elementos patrimoniales bajo la autorización de la Dirección de Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura, en consulta con la administración del área protegida, sobre los aspectos específicos de su competencia.
  5. Todo proyecto de edificación, construcción, adición, remodelación o demolición será sometido previamente a la Dirección de Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura para la consideración detallada de sus aspectos técnicos y aprobación sobre la ejecución del proyecto, en lo que a la protección del patrimonio histórico se refiere.
  6. Cualquier tipo de infraestructura que se pretenda proyectar en esta zona (alojamiento, restaurantes, ranchones, viales, senderos, etcétera) deberá ser presentada y conciliada, antes de la tramitación oficial, con la administración del área protegida.
  7. Los manejadores de este patrimonio tienen la obligación de cumplir lo establecido en la Ley 81 de Medio Ambiente de la República de Cuba, en cuanto a materia de otorgamiento de la Licencia Ambiental.
  8. Los manejadores tienen que presentar ante la administración del área protegida el Estudio de Impacto Ambiental y la Licencia Ambiental emitida.
  9. Las construcciones, senderos, u otra infraestructura técnica con fines turísticos, educativos, interpretativos o de otro interés, deberán diseñarse y ejecutarse en armonía y concordancia con las características históricas, arquitectónicas, topográficas y paisajísticas del área afectada, prevaleciendo el criterio de protección, bajo impacto visual al entorno paisajístico del área intervenida, al igual que la permanencia de la base de los recursos históricos potenciales.