Logo Sierra del Rosario

Zona de uso público

No constituye una zona compacta dentro del área protegida, sino que está disgregada en diferentes núcleos donde se desarrolla actividad eco-turística. Se destacan las áreas correspondientes al Complejo Las Terrazas, Villa Horizontes Soroa, Jardín Botánico Orquideario Soroa, Empresa para la Conservación de la Flora y la Fauna y los campismos La Chorrera, El Taburete, y La Caridad. (Anexo 20). El espacio que utiliza la zona se extiende en un territorio de 567 ha.

Objetivo

1. Facilitar el desarrollo de las actividades eco-turísticas, en sus más variadas formas.

Este manejo no debe entrar en contradicción con los objetivos conservacionistas, cumpliendo con las regulaciones técnicas para cada área (capacidad de carga, frecuencia de visitantes, etcétera.).

Regulaciones

  1. En la zona de uso público se podrán desarrollar proyectos de ecoturismo compatibles con esta categoría de manejo.
  2. Cualquier tipo de infraestructura que se pretenda proyectar dentro de los límites del APRMSR (alojamiento, ranchones, viales, senderos, etcétera) deberá ser presentada y conciliada, antes de la tramitación oficial, con la administración del área protegida.
  3. Los manejadores turísticos están en la obligación de cumplir lo establecido en la Ley 81 de Medio Ambiente de la República de Cuba, en cuanto a materia de otorgamiento de la Licencia Ambiental.
  4. Los manejadores tienen que presentar ante la administración del área protegida el Estudio de Impacto Ambiental y la Licencia Ambiental emitida.
  5. Las construcciones, senderos, u otra infraestructura técnica con fines turísticos, deberán diseñarse y ejecutarse en armonía y concordancia con las características topográficas y paisajísticas del área afectada, prevaleciendo el criterio de protección, bajo impacto visual al entorno paisajístico del área intervenida, al igual que la permanencia de la base de los recursos potenciales.
  6. Los manejadores turísticos están obligados a cumplir con la capacidad de acogida que ha establecido la licencia ambiental otorgada, así como con cada una de las regulaciones que en la misma se establecen.
  7. En los diseños de jardinería y ambientación de forma general queda prohibido el uso de especies consideradas exóticas invasoras, tanto de la flora como de la fauna.
  8. Quién incurra en las regulaciones establecidas en el Plan de Manejo y las que dictan las licencias otorgadas será presentado ante la Junta de Administración del área protegida, además de presentado su caso ante el Grupo Regulatorio del CITMA en la provincia.