Logo Sierra del Rosario

Zona de conservación

Son áreas que representan los más frágiles valores, que en la gran mayoría de los casos son la razón de ser del área protegida. El uso limitado y controlado de la misma por visitantes usualmente está permitido en funciones investigativas o educacionales.

Objetivos

  1. Conservar la diversidad biológica y geográfica de los principales ecosistemas y paisajes presentes en el área.
  2. Desarrollar acciones de investigación y monitoreo de los geoecosistemas, hábitat y especies presentes en estas zonas.

En nuestro caso, existen tres áreas que por su interés para la investigación y su grado de conservación, están consideradas como zonas núcleo. Las tres zonas de conservación abarcan una superficie de 1077 ha.

Reserva Natural Las Peladas: Esta área protegida (214,26 ha) está conformada principalmente por elevaciones, que a simple vista parecen estar desprovistas de vegetación, sin embargo están cubiertas de una vegetación muy particular. El principal valor de Las Peladas es la vegetación de matorral xeromorfo, siendo el endemismo vegetal de un 34 %.

Reserva Natural El Mulo: Con una extensión superficial de 280,53 ha, esta elevación de 420 msnm, se caracteriza por estar coronada por una meseta cubierta de un bosque semideciduo en buen estado de conservación, dentro del cual se encuentran un número apreciable de especies caducifolias tales como Cedrela odorata.

Reserva Ecológica El Salón: Esta área protegida (581,87 ha), dominada por la propia elevación de la loma El Salón (560 msnm), se caracteriza por presentar la formación de bosque siempreverde sobre suelo ácido, constituyendo uno de los ejemplos mejor conservados de esta formación vegetal en nuestro país.

Regulaciones

  1. No se permite ninguna actividad humana que degrade los valores naturales.
  2. Se prohíbe absolutamente la colecta o extracción de componentes bióticos y abióticos (especies de la flora, la fauna, valores geológicos, fósiles, históricos patrimoniales, etcétera.), excepto la recolección con fines científicos, previamente sustentada y autorizada.
  3. Se prohíbe absolutamente la realización de actividades de cría de ganado u otros animales domésticos.
  4. Se prohíbe absolutamente la construcción de cualquier tipo de edificación abierta o cerrada, así como caminos y carreteras, salvo en el caso de elementos de apoyo a labores de investigación autorizados previamente.
  5. Se prohíbe cualquier tipo de mejoramiento o manejo activo, exceptuándose aquellas acciones encaminadas a evitar o eliminar algún tipo de proceso dañino o presión persistente.
  6. Serán permitidas aquellas actividades relacionadas con funciones de protección, manejo, investigación y monitoreo.
  7. Quién incurra en las regulaciones establecidas en el Plan de Manejo y las que dictan las licencias otorgadas será presentado ante la Junta de Administración del área protegida además de presentado su caso ante el Grupo Regulatorio del CITMA en la provincia.