Logo Sierra del Rosario

Objetos de conservación

Dentro de los objetos de conservación se incluyen:

Cuenca superior del río San Juan: la subcuenca abarca el centro-sur del área protegida, con una extensión de 2303 ha., sobre la cual se desarrolla la comunidad Las Terrazas con más de 1000 habitantes, y población dispersa que se extiende en todo su valle.

Cuenca superior del arroyo Manantiales: situado en el extremo oeste del APRM se encuentra el mencionado arroyo, afluente del río Bayate, con una extensión de 1855 ha.

La selección de las cuencas se centró en la presión que sobre ellas se está ejerciendo. Las actividades: turísticas, forestales, agrícola y pecuaria, así como el crecimiento poblacional están poniendo en riesgo la estabilidad de las mismas.

Matorral xeromorfo sobre serpentinita de La Lechuza: se ubica en el límite centro-norte del área protegida, constituye uno de los pocos exponentes de matorral xeromorfo en buen estado de conservación, posee un área de 346 ha. Las áreas que dentro del APRMSR están identificadas con semejantes características, poseen mayor grado de transformación, al estar mezclados con otras formaciones vegetales.

Grupo de los peces Girardinus creolus, Girardinus uninotatus, Girardinus microdactylus: las mencionadas especies son endémicas locales y sobre ellas existe una alta presión (sobre todo por la incidencia de especies predadoras), son especies incorporadas al Plan del Sistema de Áreas Protegidas 2014-2020, por la baja representatividad en el sistema, el grado de endemismo y las amenazas a que están sometidas.

Grupo de las aves Accipiter gundlachi (gavilán colilargo), Melopyrrha nigra nigra (negrito) Tiaris canora (tomeguín del pinar): la mayor presión sobre estas especies la ejercen los humanos. Son especies y subespecie (negrito) endémicas nacionales, de interés para el Sistema Nacional de Áreas Protegidas y tienen un carácter de especies bandera.

Chamaeleolis barbatus: esta especie es endémica de la Sierra del Rosario y ha sido encontrada solo en cinco localidades. Se encuentra categorizada como En Peligro en el Libro Rojo de los Vertebrados de Cuba y se incluye como especie de interés dentro del Plan del Sistema Nacional de Áreas Protegidas 2014-2020.

Objetivos de manejo del Área Protegida de Recursos Manejados

  1. Desarrollar acciones de vigilancia, investigación y monitoreo involucrando diferentes instituciones científicas y docentes del país para establecer estrategias de conservación y manejo de los objetos de conservación identificados en este plan.
  2. Establecer acciones de investigación, capacitación, información, educación e interpretación ambiental sobre la base de los problemas ambientales y de manejo detectados en el diagnóstico.
  3. Mejorar la estrategia de integración de organismo e instituciones a través de la Junta de Administración para favorecer la gestión del APRMSR.
  4. Involucrar a los organismos municipales y de la provincia en la resolución de las problemáticas sociales, ambientales y económicas identificadas en las comunidades a partir de una mayor participación de estos en la vida del área protegida.
  5. Contribuir a la disminución de la carga contaminante vertida al medio estableciendo estrategias de intervención para solucionar o mitigar los daños ambientales y económicos.
  6. Incrementar la cooperación entre las comunidades, cuerpo de guardabosques, guardaparques e instituciones del área para elevar la calidad del servicio de vigilancia y protección cooperada.
  7. Propiciar la elevación de la calidad de vida de los pobladores del área protegida a través de la cooperación en el desarrollo de proyectos locales favoreciendo su integración en la gestión del área.
  8. Incrementar el conocimiento sobre los ecosistemas y cuencas hidrográficas del área, con énfasis en los objetos de conservación, que permitan el mejoramiento de las acciones de manejo y conservación.
  9. Mejorar la línea base de Especies Exóticas Invasoras (EEI) presentes en el área para proponer acciones de manejo que favorezcan la mitigación de sus efectos sobre los ecosistemas.
  10. Reforzar la gestión del área protegida a través de acciones de mantenimiento, aseguramiento de medios y equipos, para el aumento de la calidad de las investigaciones, el monitoreo y la vigilancia y protección.

Zonificación y regulaciones del uso, manejo y protección de los recursos y valores del área protegida

Dependiendo de las acciones de manejo a realizar en un área protegida, se desglosa el territorio en zonas, proceso que se denomina zonificación funcional, definiéndose para cada zona su localización, objetivos a lograr, sus normas de dirección, regulaciones y manejos generales.

Para lograr la zonificación del APRMSR, se partió de las particularidades y generalidades existentes, de su modificación antrópica o grado de conservación y vulnerabilidad y de los valores naturales e histórico-culturales, de forma tal que la estructura asignada garantice la conservación y óptimo aprovechamiento de sus recursos.

De forma general se establecen las siguientes regulaciones para el Área Protegida de Recursos Manejados Sierra del Rosario.

Regulaciones Generales

  1. Del Decreto-Ley 201 y de la Ley 81, se desprende que cualquier uso de recurso o actividad económica o de otro tipo que se pretenda realizar en áreas protegidas, deberá estar en correspondencia con la categoría de manejo del área y que podrá estar sujeto a regulaciones ambientales (licencia ambiental), cuando estas no estén previstas en el plan de manejo e incluso, aun estando previstas, estarán obligadas a cumplir requisitos ambientales específicos que se establecerán en las licencias ambientales, cuando se trate de construcción de infraestructura hotelera, viales u otros usos de alto impacto.
  2. Todos los tenentes presentes en el área protegida y su zona de amortiguamiento están en la obligación de cumplir con las regulaciones establecidas en este Plan de Manejo para cada una de las zonas y subzonas.
  3. Todos los tenentes están en la obligación de presentar a la administración del área protegida (Junta de Administración) cualquier iniciativa de proyectos económicos, sociales o ambientales, inversiones constructivas, de viales, infraestructura técnica de cualquier naturaleza, actividades de uso público, u otra que conlleve transformación económica, social o ambiental.
  4. Los investigadores interesados en realizar estudios o colectas en el área, luego de realizar la consulta a la dirección del APRMSR, están en la obligación de presentar las licencias correspondientes otorgadas por el Centro de Inspección y Control Ambiental (CICA).
  5. Los investigadores o visitantes extranjeros que deseen realizar acciones en favor del medio ambiente, la economía o la sociedad dentro del área y su zona de amortiguamiento están en la obligación de portar la visa de trabajo y los autorizos correspondientes del CICA.
  6. El Instituto de Planificación Física, deberá presentar, a la administración del área (Junta de Administración) los Planes de Ordenamiento Territorial (sector dentro del APRMSR) de los municipios: Candelaria, Bahía Honda, Artemisa y Mariel.