Parque Nacional Viñales

Zona de restauración

Incluye áreas que han sido afectadas por la acción antrópica (talas, quemas, pastoreos y extracción minera a cielo abierto) donde sus componentes naturales, vegetación, suelos, ecosistemas y paisajes han sido dañados.

En dichas áreas predominan plantas secundarias e introducidas con especies de poco valor, acompañadas, casi en su totalidad, por el desarrollo de procesos erosivos, por lo que su manejo debe ir encaminado a detener esta degradación y lograr la recuperación de estas áreas que puedan brindar condiciones favorables para la conservación del complejo faunístico.

Entre sus prioridades debe de tenerse en cuenta el fomento de especies autóctonas, endémicas y que se encuentren en algún grado de amenaza, las que puedan servir de alimento y refugio para la fauna.
Las especies invasoras, exóticas e introducidas deben irse eliminando paulatinamente e irse sustituyendo por las especies melíferas, medicinales, frutales o maderables.

  • Loma El Fortín.
  • Sectores de la macro pendiente sur de la Sierra del Infierno
  • Sectores de Sierra del Medio.
  • Laderas y taludes de las Sierras de Viñales, Derrumbada, Infierno, Guasasa, Quemado, Ancón, Galeras, Chichones, Mogote de Pan de Azúcar.
  • Pinares del Centro.
  • Corredores biológicos de Sierra de Viñales-Mogote del Valle, Sierra Derrumbada-Mogote de Pan de Azúcar.